Categorías
Sudáfrica

Roadtrip por la Garden Route

La Garden Route me fascinó. Es un viaje que le recomiendo a todo el mundo: solos, en familia, en pareja, con amigos… para personas que aman la aventura y también para personas que solo buscan relajarse.

Yo fui con Francisco. Lo que hicimos fue alquilar el auto el último día en Ciudad del Cabo, cosa que pudimos usarlo para ir a la Península del Cabo, luego a Stellenbosch y después arrancar nuestro viaje por la Garden Route.

La Garden Route (o Ruta Jardín en español), es un camino de 300 kilómetros por la costa de Sudáfrica. Comienza un poco antes de Mossel Bay y termina en Tsitsikamma. Pero es muy común que los viajeros que hacemos la Garden Route comencemos en Hermanus y terminemos en Puerto Elizabeth (donde hay un aeropuerto).

Como su nombre indica, la Ruta Jardín está llena de vegetación. Realmente el paisaje cambia cuando te acercas a Mossel Bay y todo se vuelve verde. Las montañas, el bosque, los ríos y el mar se juntan. Ofrece atardeceres espectaculares y tiene pueblitos hermosos por descubrir.

Consejos básicos para la Garden Route

  1. Elegir un alojamiento bonito es básico para este viaje. La idea es relajarse y disfrutar de la naturaleza. Por eso te recomiendo que inviertas un poco más en el alojamiento. En esta publicación, te cuento los alojamientos donde yo me quedé.
  2. Ten internet en tu celular. Muchos de estos alojamientos lindos quedan en plena naturaleza y la forma de avisar que ya llegaste es a través del teléfono (whatsapp o llamadas).
  3. Quédate mínimo 5 días… y eso. Yo la hice en 5 días y en verdad siento que fue muy poco tiempo. A partir de una semana ya la puedes disfrutar más. En algunos lugares en los que me quedé, me hubiera encantado quedarme más de una sola noche.
  4. No es necesario una camioneta. Para algunos lugares sí se tiene que pasar por trocha, pero son pocos kilómetros, así que una camioneta no es indispensable.

Haz clic aquí para ver los precios de alquiler de auto.

Que ver en la Garden Route

Estos son los lugares que yo conocí y lo que para mí fue lo mejor de la Garden Route.

Aunque la Garden Route realmente comienza en Witsand, estoy incluyendo un par de lugares que están en el camino entre Ciudad del Cabo y la Garden Route.

Antes de la primera parada

Ya sea si comienzas en Ciudad del Cabo o en Stellenbosch, comienza la ruta por Gordons Bay. No hay mucho que ver ahí, pero te menciono este lugar para que lo tengas de referencia y vayas por el camino de la costa, que tiene unas vistas preciosas.

Hermanus

Hermanus es un lugar conocido por el avistamiento de ballenas entre junio y diciembre.

En el camino hay distintos puntos para parar y ver el mar. Yo paré en Sievers Punkt. El lugar es lindo y tiene una vista privilegiada.

Tuve la suerte de ver una o dos ballenas (no sé si era la misma). Se veía desde muy lejos. Sé que hay veces que se acercan más, pero supongo que es cuestión de suerte.

Consejo: ten paciencia! Las ballenas no están saltando a cada rato. Piensa en sentarte un rato ahí a admirar la vista y cruza los dedos para que alguna ballena te sorprenda.

Cabo de las Agujas

El Cabo de las Agujas es el punto más al sur del continente africano. El lugar es bonito, pero nada impresionante.

Si tienes poco tiempo, no considero que sea un lugar imprescindible. Pero como está relativamente en el camino, si te gustan los superlativos y te quieres parar en el punto más al sur de África, haz tu parada en el Cabo de las Agujas.

Si buscas una parada para almorzar, este puede ser un buen lugar. Vi algunos cafés y restaurantes en la zona. O también puedes llevar tu comida preparada, como hice yo, y sentarte en alguna de las banquitas a comer con una linda vista al mar.

Consejo: lleva algo para abrigarte, porque hay mucho viento.

Arniston

A 40 minutos del Cabo de las Agujas, está Arniston. Ahí dormí la primera noche.

El lugar me gusto mucho. Dentro de Arniston hay otro lugar llamado Kassiesbaai; un pueblito tradicional de pescadores. Casitas blancas y un ambiente súper tranquilo. El lugar es perfecto para salir a pasear después de dejar tus cosas en el hotel.

Al día siguiente, fuimos a la cueva Waenhuiskrans, el atractivo principal de la zona. Es una cueva en el mar. Por eso, solo se puede ir si la marea está baja.

Arniston Spa Hotel

Yo me quedé en el Arniston Spa Hotel y como me gustó mucho, te lo recomiendo. El hotel queda frente al mar. Así que todas las habitaciones tienen una vista hermosa al mar celeste y a las casitas blancas.

Mi cuarto era muy cómodo: amplio, con alfombras, una minisalita y una terraza.

En la noche, fui al bar, que tenía un ambiente tranquilo y acogedor. Al día siguiente, el desayuno (incluido) estaba espectacular y demás está decirte que el restaurante también tiene una vista privilegiada.

Definitivamente te recomiendo hacer una parada en Arniston y dormir en este hotel, que queda cerca de los atractivos turísticos de la zona.

Mossel Bay

Nuestra siguiente parada al día siguiente fue Mossel Bay. Voy a ser súper honesta: no me gustó.

A ver, la ciudad no es fea. Al contrario, es bonita. Pero comparado con todo lo que hay para ver en la Garden Route, la verdad es que no me pareció que valga la pena.

Villa Chanté

En Dannabaai dormí en Villa Chanté, un alojamiento self-catering.

Después de viajar tanto tiempo, tener un lugar donde te puedas sentir en casa es algo que realmente aprecias. De eso se trata el self-catering: llegar con tus cosas para cocinar y comer comida casera. Bueno, también puedes salir a restaurantes. Hay un par por la zona y cuando llegamos a Villa Chanté nos dieron cupones de descuento para algunos restaurantes.

La atención del lugar me gustó mucho, Leon y David son super amables y hospitalarios. Nos recibieron con una sonrisa en la cara.

Con respecto al cuarto, era todo lo que necesitábamos: una cama cómoda y un espacio para cocinar.

Además, la construcción de la villa es linda: casitas con techos puntiagudos. Y afuera de nuestro cuarto, teníamos una mesita para comer al aire libre.

Wilderness

Al día siguiente, salimos para Wilderness. El camino es hermoso: las montañas verdes contrastan con un cielo celeste lleno de nubes que parecen dibujadas y de vez en cuando aparecen unas vistas espectaculares al mar que sorprenden a cualquier viajero.

Y una vez que llegué a Wilderness, me enamoró. Aquí recién comienza la Garden Route y se nota. El paisaje se convierte todo verde y aparecen laguitos de vez en cuando.

Mi recomendación sincera es que escojas un alojamiento lindo y te quedes mínimo dos noches para hacer distintas actividades y disfrutar bien la zona.

AfriCamps at Oakhurst

Y hablando de elegir un buen alojamiento, te recomiendo AfriCamps at Oakhurst a ojos cerrados.

Este lugar me encantó. Fue la primera vez que hice glamping y ahora quiero hacer glamping siempre. Las “carpas” (en verdad eran más cabañas hechas con material de carpa) están súper aisladas las unas de las otras y esto da mucha privacidad.

El terreno es enorme y ahí mismo hay una granja de lácteos. En verdad el campamento queda adentro de la granja. Por eso, hay muchas vacas por ahí y se está rodeado de naturaleza. Si te quedas ahí, te recomiendo pasear por la granja.

Yo me quedé en un luxury tent con jacuzzi. Obviamente prendí el jacuzzi en la noche y déjame decirte que prenderlo es toda una experiencia porque funciona con leña. Tienes que estar atento al jacuzzi como dos horas, pero cada minuto vale la pena una vez que te metes al agua calentita rodeado de estrellas y sonidos de la naturaleza.

Knysna

Knysna es otro lugar impresionante de la Garden Route. En verdad solo pasé por ahí un rato y la ciudad se veía preciosa. Hay una parte de la ciudad que es como una isla (se puede ir en carro). Ese lugar se veía perfecto para salir a pasear. Como te digo, a mí me faltó tiempo para recorrer la Garden Route.

Plattenberg Bay

También me faltó tiempo para conocer Plattenberg. La playa de Plattenberg se veía hermosa pero solo la pude ver desde la carretera. En la playa se formaban dunas y entre las dunas se formaban pequeñas lagunitas. Definitivamente es un lugar en el que pararía en mi próximo viaje por la Garden Route.

AfriCamps at Ingwe

Esa noche dormimos cerca de Plettenberg Bay, en otro AfriCamps. La carpa era igualita a la anterior, pero el lugar tenía un encanto diferente. AfriCamps at Ingwe queda en un lugar más aislado que el anterior. De hecho, ni siquiera había recepción: solo nos recibió un trabajador y nos explicó algunas cosas básicas.

La vista de este lugar me pareció más impresionante. Quedaba entre montañas verdes. Y desde nuestra terraza se podía disfrutar de esta naturaleza. Fue el lugar perfecto para prender la chimenea y tomarnos unas copas de vino.

La verdad que mis dos experiencias en AfriCamps me encantaron y ahora quiero regresar a Sudáfrica para conocer los 11 AfriCamps que hay.

Nature’s Valley

En el camino de Knysna a Tsitsikamma, que fue nuestra siguiente parada, pasamos por Nature’s Valley.

El lugar es hermoso: es una playa, con arena y mar como todas las playas, pero hacia atrás hay un lago y montañas. Este lugar merecía que nos bajemos del auto un rato. Esta mezcla de lago y mar es algo particular y por eso te recomiendo parar ahí.

Tsitsikamma National Park

El Parque Nacional Tsitsikamma es un área protegida que queda en la Garden Route. Es una zona llena de bosques y acantilados que dan al mar. Y es el lugar que marca el el final de la Garden Route.

Tsitsikamma on Sea

La primera noche en Tsitsikamma dormimos en Tsitsikamma on Sea. Un lugar privilegiado, dentro del Parque Nacional, con una vista increíble al mar.

Es un hotel 4 estrellas, pero más familiar y acogedor que los hoteles 4 estrellas donde he estado. Me encantó la mezcla de algo familiar con lujo. 

El lugar es hermoso. No solo por el ambiente que lo rodea, sino por cómo se mezcla las construcciones con su entorno. Tiene una piscina gigante con vistas al horizonte. Y si prefieres el mar antes que la piscina, también tienes acceso a la playa (pero tienes que bajar y después subir una montaña, algo que es normal en la Garden Route).

La vista de las habitaciones también es espectacular. Yo me quedé en una habitación doble. Y también tuve la oportunidad de ver la suite de luna de miel gigante con jacuzzi y con la mejor vista.

En verdad, hay opciones para todos los gustos y bolsillos. Para los que viajan en familias hay suites familiares; para los románticos está la suite de luna de miel, que tiene jacuzzi y la mejor vista. Si estás viajando como backpacker, tienes la opción de dormir en las carpas al costado de la piscina (se llaman «poolside cabanas»). O si prefieres hacer todo por tu cuenta y tener un alojamiento self-catering, te puedes quedar en los cottages.

Es imposible quedarse en Tsitsikamma on Sea y no disfrutar de la tranquilidad del ambiente y la atención excelente.

Eso sí, espero que te gusten los perros (a quién no le gustan?). Como el terreno es enorme, hay 16 perros hermosos y tranquilo dando vueltas por ahí. La mayoría de ellos son border collies.

Bishop’s Cove

Y para terminar, la última noche también dormí en Tsitsikamma, pero afuera del parque y más cerca de Jeffrey’s Bay. En otro lugar privilegiado llamado Bishop’s Cove.

En verdad este lugar no es un hotel, sino un conjunto de casas, en donde entran 13 personas en total. Las casitas son hermosas y están en un lugar privilegiado.

Las casas están diseñadas para ser self-catering. Así que están perfectamente equipadas y tienen todas las comodidades que necesitas.

La sala es súper espaciosa. Tiene una chimenea que te invita a que la prendas y una terraza que te invita a sentarte en ella y a disfrutar de la vista. Y tuve tanta suerte, que desde esa terraza, vi una ballena saltando en el mar!

Pero antes de disfrutar la casa, disfrutamos de la playa. El lugar tiene acceso a una playita prácticamente privada.

Me metí al mar que estaba congelado!

Después de la playa, fuimos a ver el atardecer desde un punto que Neill, el dueño, nos recomendó.

Y en la noche, nos tomamos un vinito con la chimenea prendida.

La experiencia fue lo máximo y me hubiera encantado quedarme varios días ahí.

Jeffreys Bay

El último día, salíamos del aeropuerto de Puerto Elizabeth hacia Johannesburgo. Pero como el vuelo era en la noche, aprovechamos para conocer J Bay (como le dicen los sudafricanos).

Si te gusta el surf, estoy segura de que has escuchado hablar de este lugar.

La ciudad es linda, obviamente con el típico ambiente surferito. Hay muchos restaurantes, bares y cafés. Y se nota que es una ciudad con mucho movimiento.

Aeropuerto de Puerto Elizabeth y despedida de la Garden Route

Y ya para despedirnos, solo pasamos por Puerto Elizabeth, una ciudad que se veía gigante.

En verdad la Garden Route ha sido una zona que me ha enamorado y que me encantaría conocerla con más calma.

Incluso me encantaría seguir manejando por la costa hasta llegar a Coffee Bay, Dolphin Coast, Sta Lucia, y si es posible, hasta la frontera con Mozambique. Es que la costa sudafricana es hermosa.

Más recomendaciones de alojamiento

Si estás buscando opciones más económicas de alojamiento en la Garden Route, aquí hay algunas basadas en la puntuación de Booking.com

Presupuesto

Estos son algunos precios que te podrían ser útiles para organizar tu roadtrip por la Garden Route.

  • Alquiler de un auto: 30 USD al día (seguro incluido)
  • Dejar el auto en Puerto Elizabeth (si lo alquilas en Cape Town): 80 USD
  • Combustible: 85 USD en total (comenzando en Cape Town y pasando por la Península del Cabo y Stellenbosch).
  • Peaje: 4USD (en Tsitsikamma hay un peaje de 50R, que se tiene que pagar en efectivo).

¿A qué lugares te gustaría ir? ¿Conoces más lugares en la Garden Route que puedas recomendar? ¡Te espero en los comentarios!


¿Quieres usar mis mapas y rutas en tus próximos viajes?

Únete a la comunidad de adict@s a los viajes y ten acceso gratuito a mis mapas y rutas para tus viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *