En esta reseña voy a tratar de describir una de las mejores experiencias de mi vida. Creo que va a ser algo difícil porque ni las palabras y ni las imágenes le son fieles a todo lo que sentí al hacer un safari en Africa.

Gracias Old Bridge Backpackers hice un safari móvil por Botswana de 7 días y lo único que me queda es recomendarlo de todo corazón. Sí, una parte fue canje, pero así no lo hubiera sido estaría escribiendo lo mismo que estoy escribiendo ahorita. 

Seguro también te interesa: guía de viaje a Botswana.

Safari movil en Africa: hacer un safari movil por Botswana ha sido una de las mejores experiencias de mi vida #safari #africa #botswana #viaje #vidasalvaje #animales

Safari móvil de 7 días por Botswana

Día 1: Maun

El día 1 llegamos al Old Bridge Backpackers en Maun. Como su nombre lo dice, es un backpackers, o sea un hotel para mochileros «barato» (como comenté en la guía, Botswana no es un país barato para el turismo) con un ambiente de gente que no necesita lujos. 

Francisco y yo nos quedamos en un chalet que tenía una vista privilegiada a una piscina natural donde hay hipopótamos y cocodrilos. Y cada vez que hacían un sonido, parecía que estaban adentro de nuestro cuarto. 

ols bridge backpackers piscina natural hipopotamos botswana

Por si acaso, hay más opciones como cuartos con baño compartidos o incluso carpas o incluso espacios para acampar. 

Cómo dije más arriba, esto es un backpackers. Nuestro baño estaba al aire libre! Y ojo que, en las mañanas, hace frío. 

Bueno, en el almuerzo y en la cena comimos en el restaurante del hotel. DELICIOSO. Si no eres vegetarian@ te recomiendo las costillas, el filete de carne a la pimienta y el lomo saltado (si! tenían lomo saltado – un plato típico peruano – en la mitad de Botswana). 

Eso sí, el servicio del restaurante es un poco lento, pero paciencia nomas porque vale la pena. 

Día 2: Moremi

En la mañana salimos del Old Bridge Backpackers con nuestro guía Master, 3 personas más de staff (MG, Lets y Sistim), Bill, Helen, Damien, Francisco y yo en un carro de esos típicos de safari en Africa. 

Ese primer día, que era más un camino hacia nuestro primer campamento, no vimos tanta variedad de animales en comparación con los siguientes días. 

Vimos elefantes, cebras, jirafas, distintos tipos de antílopes, hipopótamos y jabalíes. Y a eso me refiero con “no tantas cosas”, así que te podrás imaginar cómo fueron los siguientes días.

Los animales que mencioné, son los que más se ven en Botswana y aunque nunca se vuelve aburrido, no son los animales más impresionantes que uno pueda ver.

A eso de las 6:30pm llegamos a nuestro primer campamento en Moremi Game Reserve, donde dormimos 2 noches. 

Día 3: safari en Moremi Game Reserve

Este día y todos los siguientes nos levantamos a las 5:30am para salir un poco antes del amanecer (que era a las 6:30). 

Lo primero que vimos ese día fue una mega manada de búfalos. Y digo “mega” porque eran más de 200 búfalos (según el guía).

Este día regresamos a almorzar y a descansar del calor y después salimos de nuevo.

En la noche escuchamos sonidos de animales: un par de hipopótamos y unas hienas. 

Estos primeros días no vimos depredadores. Y la verdad es que tuve miedo de que sea así todos los días…. pero ese miedo se fue al día siguiente…  

Día 4: camino de Moremi a Khwai

Justo cuando nos subimos a nuestro carrito de safari, vimos un elefante a pocos metros de nuestra carpa. Por más que ya habíamos visto cientos de elefantes, la escena de verlo tan cerca a nuestro campamento y justo con el amanecer de fondo, fue hermosa.

Este día, antes de irnos hacia Khwai, seguimos haciendo safari por Moremi.

Comenzamos el día “persiguiendo” a unos wild dogs. Muchas veces los guías se pasan la voz entre ellos y nos dijeron que habían visto unos wild dogs por ahí. Y los vimos! Eran como 6 que estaban molestando a una manada de más de 100 búfalos.

Lo que los wild dogs hacen es tratan de confundir a los búfalos para que las crías se dispersen y quedarse con ellas, pero no lo consiguieron.

Después de almorzar, nos fuimos en búsqueda de unos leones. Y los encontramos!

Fue increíble.

Una de las mejores experiencias que he tenido en mi vida. Era una leona y tres cachorros y después apareció un león macho.

El león se puso a un metro de mí en un carro que no tiene ventanas!

Estaba demasiado asustada, pero al mismo tiempo fue demasiado increíble.

Después del espectáculo con los leones, llegamos a Khwai, donde fue nuestro siguiente campamento. El paisaje de este lugar fue el más bonito de todos: teníamos un río al frente y la tranquilidad del ambiente es indescriptible.

Día 5: Game drive en Khwai

Este día nos tocó pasear en mokoro. Pero como el paseo recién era a las 10, aprovechamos la mañana haciendo safari por Khwai.

Vimos cuatro leonas hermosas! Con la luz del amanecer. Al parecer acababan de cazar porque todas tenían el hocico medio rojizo y estaban relamiéndose.

Bueno, el paseo en mokoro por el río Khwai fue lindo. Fue un paseo tranquilo perfecto para relajarnos (tampoco es que hayamos estado muy estresados).

Después de almorzar, fuimos a buscar una hiena. Máster (nuestro guía) sabía exactamente dónde estaba. Lo que pasa es que esa hiena había tenido crías y se había buscado una guarida para vivir.

La cosa es que fuimos y la escena fue demasiado tierna.

La hiena estaba escondida y de vez en cuando sacaba la cabeza en busca de cualquier peligro. Después de un rato, de ver que no había peligro me imagino, salieron 4 cachorritos. Demasiado tiernos (horribles porque son hienas, pero super tiernos). 

Cuando terminó este espectáculo «lindo», como para recordarnos que la naturaleza en Botswana es salvaje, vimos a unos wild dogs devorar a algún animal. Ya no quedaba casi nada de ese animal, así que no pude reconocer qué era.

Día 6: camino de Khwai a Savuti (Chobe National Park)

Para irnos hacia Savuti, comenzamos por la parte norte de Khwai. Para variar vimos varios elefantes. Ver elefantes cruzando la pista a pocos metros del carro nunca se vuelve aburrido.

Después de eso, pasamos un buen rato sin ver animales. Así es la naturaleza, y sobre todo en esta parte de Botswana. No es que los animales estén concentrados en un solo lugar y encima, en las horas que hace más calor, muchos de ellos se esconden en la sombra.

Igual el paisaje que atravesamos era increíble. Pasando el Mababe Gate (una puerta del Parque Nacional Chobe), está la depresión Mababe. Esa depresión es locaza. Parece un desierto y se ve hasta el horizonte. Y a lo lejos, a varios kilómetros, se ven elefantes y jirafas caminando porque por ahí no hay árboles que los tapen.

Un poco antes de llegar a nuestro siguiente campamento, vimos tres leones cachorritos. Fue demasiado hermoso. Primero salió solo uno que se subió a un monte de termitas y se agazapaba para ver pajaritos. Parecía una escena del Rey León!

Día 7: safari en Savuti

Este fue nuestro último día completo de safari en Africa (y al día siguiente en verdad no vimos casi nada).

Para cerrar el safari con broche de oro, justo la última tarde vimos a un leopardo (leoparda, en verdad).

Sobre el campamento y los beneficios de hacer safari móvil

La idea del safari móvil es no dormir siempre en el mismo lugar. En este caso, nosotros dormíamos 2 noches en cada punto.

El día que teníamos que hacer “mudanza”, la gente del equipo de Old Bridge Backpackers iba en otro carro y llegaban antes que nosotros para preparar las carpas, calentar el agua (para las duchas) y comenzar a cocinar.

Las carpas son comodísimas (para ser carpas, tampoco esperes un colchón ortopédico). Entra una persona parada y no estoy hablando de mí, que mido poco; Francisco también se podía parar.

Adentro de la carpa hay dos camas y una mesita y hay como una extensión privada que lleva a un baño (wáter y ducha al aire libre).  

La verdad es que eso es lo mejor de hacer safari móvil con una compañía:  no te tienes que preocupar por nada. Llegas y está todo armado, tienes comida, y hasta un baño con agua caliente. 

Además, la comida estaba deliciosa.

También había cervezas, vino, una buena conversación con nuestros compañeros de safari y lo mejor, el cielo estrellado y los sonidos de la naturaleza.

Por todas estas razones, si planeas hacer un safari por Botswana, solo me queda recomendarte Old Bridge Backpackers. No sólo porque es uno de los más baratos (o menos caro, mejor dicho… Botswana es un país carísimo para hacer turismo), sino por el staff y el ambiente que generan.

Master sabía todo, la comida era deliciosa, elegían lugares preciosos para acampar y sobre todo, siempre tenían una sonrisa en la cara.

Amé cada minuto.

¿Quieres usar mis mapas y rutas en tus próximos viajes?

Únete a la comunidad de adict@s a los viajes y ten acceso gratuito a mis mapas y rutas para tus viajes.

Categorías: Botswana

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *