Categorías
Estados Unidos

Alojarse en The Dean Hotel

Alojarse en The Dean Hotel

Providence no es una de las ciudades más turísitcas de Estados Unidos, pero es un destino con muchísimo encanto. No solo es la capital del estado de Rhode Island, sino que es una de las ciudades más antiguas de Estados Unidos. Por eso, es de esperarse que sea una ciudad con muchísimo encanto histórico.

Al no ser una ciudad turística, lo bonito de esta ciudad es conocerla realmente. Y para eso no hay mejor lugar para alojarse que en The Dean Hotel. ¿Por qué? Por dos razones. Muchas de las piezas de decoración que tienen en el hotel han sido creadas por artesanos y artistas de Providence. Y porque los bares y el restaurante del hotel son muy concurridos por los providencianos.

Además, The Dean Hotel queda en el centro de Providence. Y como esta ciudad es relativamente pequeña, puedes llegar caminando (o en bicicleta) a casi todos los puntos de interés.

El hotel

The Dean hotel es un hotel boutique de 52 cuartos, en un edificio histórico de ladrillos que fue construido a comienzos del siglo XX. Y una de las mejores cosas es que los precios de los cuartos no son elevados para este tipo de hotel. 

Desde que visité el sitio web de The Dean Hotel, me encantó. A primera vista, se nota que es un hotel con mucha actitud y estilo. Y al llegar al hotel, lo compruebas.

El diseño del hotel es increíble. Es una mezcla de modernidad con estilo vintage. Y son estos detalles modernos y vintage al mismo tiempo, los que hacen de The Dean Hotel un hotel con muchísimo encanto. Desde bombillas estilo Edison al costado de las camas hasta un ascensor antiguo y pintoresco con esas puertas estilo acordeón.

Y no solo el diseño y la decoración sobresalen, sino también la actitud de la gente en el hotel. La atención es excelente y todas las personas con las que me crucé tenían una sonrisa en la cara.

Mi cuarto

Si tuviera que describir mi cuarto en dos palabras sería: cómodo y acogedor.

El cuarto estaba decorado con colores neutros que combinaban perfectamente con las sábanas y almohadas blanquísimas. Una cama que, desde antes de echarme en ella, ya sabía que iba a ser extremadamente cómoda.

Y volviendo a los detalles del hotel, no puedo dejar de mencionar el baño. En contraste con el cuarto, el baño estaba decorado de negro con dorado. Esto le daba un aire elegante a un baño bastante minimalista y pequeño (pero que no necesitaba más!).

Comida y tragos

Dentro The Dean Hotel hay un restaurante, dos bares y un café. Cada uno más rico que el otro y ninguno era caro.

Restaurante North: Los platos eran deliciosos (y a un precio super decente!), pero ten en cuenta que la comida no es típica de Providence.

Boombox karaoke: Este karaoke del hotel, es el primer y único karaoke en Providence. Ir al karaoke es el plan perfecto si buscas divertirte una noche en Providence.

The Magdalenae Room: Creo que es el bar más “íntimo” en el que he estado. La iluminación es muy tenue, haciendo que el ambiente sea romántico y acogedor.

Foto de thedeanhotel.com

Cuando regrese a Providence, no tengo ninguna duda de que me voy a volver a alojar en The Dean Hotel!

 

¿Quieres usar mis mapas y rutas en tus próximos viajes?

Únete a la comunidad de adict@s a los viajes y ten acceso gratuito a mis mapas y rutas para tus viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *